Pelayos, algo mas que un pueblo

 

 

Pelayos de la Presa es un pueblo como cualquier otro de la Sierra Oeste de Madrid, con sus gentes, con sus casas, con su arroyo, con sus urbanizaciones y con el vaivén habitual de un pueblo de 2500 habitantes.

A simple vista, como en todos los pueblos, nada parece especial o diferente si no se profundiza en el entorno, en la historia y en las maravillas que cada localidad puede llegar a  ofrecer.

Para cada habitante de un pequeño pueblo, el suyo es diferente, es siempre algo más y por eso vamos a destacar lo especial de esta bonita localidad de la comunidad de Madrid.

Lo primero a destacar es su entorno, sobre todo poblado de pinos, prácticamente entran en las primeras casas del casco urbano del pueblo, estando algunas de sus urbanizaciones sumergidas en el verde que la naturaleza en estado puro proporciona. Salir al encuentro del bosque supone, en el peor de los casos un paseo de apenas cinco minutos.

Las rutas son innumerables, de todos los tipos y niveles, escondidas en frondosos bosques o acompañando la vereda del rio Alberche  y con unas excelentes vistas a otro de los valores más destacados de Pelayos de la Presa, el pantano de San Juan.  Todas ellas Ideales para hacer running, senderismo y mountain bike

20140423_092721

El pantano de San Juan es uno de los pocos rincones de la comunidad de Madrid en la que está permitido el baño y la navegación. Son muchísimos los visitantes que lo encuentran como destino de fin de semana, está totalmente habilitado para un estupendo plan con playas, miradores, merenderos, chiringuitos y restaurantes. Todo ello en La playa de Madrid a dos kilómetros del casco urbano.

Otra de las maravillas de este pueblo es el monasterio cisterciense de Santa María la Real, una joya arquitectónica del siglo XII  que ahora está en proceso de remodelación pero que desde distintos paseos cercanos  se puede observar   buena parte de esta construcción.

100_2019

En las cercanías se encuentra una de las rutas más especiales de la Zona que transcurre por la Vía verde de Picadas.  Merece la pena  conocer el entorno de este embalse mediante una paseo sin desnivel por la vereda del rio.

Para complementar todo Pelayos de la Presa es un pueblo turístico con lo que la posibilidad de conocer su entorno está apoyada por una buena variedad de servicios a disposición del visitante. Su población aumenta notablemente en la época estival, sobre todo en los meses de julio y agosto sonde el ambiente nocturno es óptimo y tranquilo, animándose más los fines de semana. En las dos primeras semanas de agosto la población y las actividades se multiplican con la llegada de las fiestas patronales que se llenan de muchas actividades, culturales, lúdicas y deportivas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>